Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Clicando en ‘Acepta todas’ aceptas el almacenamiento de cookies en tu dispositivo para mejorar la navegación en el sitio web, analizar el tráfico y ayudar en nuestras actividades de marketing. También puedes seleccionar ‘Sólo cookies de sistema’ para aceptar sólo las cookies necesarias para que la web funcione, o puedes seleccionar las cookies que quieres activar clicando en ‘Configuración’

Acepta todas Sólo cookies de sistema Configuración
Date: 2021-05-12  


Cómo crear una web que atraiga a tus pacientes

Como ya sabes, la inmensa mayoría de los consumidores realiza una búsqueda online antes de adquirir un producto o servicio; es decir, entre el 80 y el 90 % de tus pacientes se habrán dado un paseo por Internet antes de contactar con tu clínica.

Los tiempos en los que insistíamos a los doctores sobre la importancia de tener una web han quedado muy (pero que muy) atrás y ahora trabajamos, entre otras cosas, para que estas webs ocupen un lugar destacado en las SERP, las páginas de resultados de búsqueda. 
La competencia es mucho mayor y los usuarios más exigentes que hace unos años, por lo que nuestra misión ahora consiste en crear páginas útiles, usables y bien posicionadas.
 

¿Cómo debe ser la web de una clínica dental?

Podríamos considerar una web como excelente si tan solo cumpliese con dos criterios: gustar a los pacientes y gustar al algoritmo. 
Como ya imaginarás, es más complicado de lo que parece, por eso hemos recopilado una serie de aspectos que te ayudarán a conseguirlo.

Para empezar, debes convertirte en ese paciente en potencia que se dispone a buscar un dentista que le inspire… exacto, CONFIANZA. Ahí tienes la primera clave, y quizás la más importante.
Muchas personas tienen miedo de acudir al dentista y si lo hacen es casi por obligación, por lo que la web al completo debe estar enfocada a transmitir esa confianza. ¿Cómo lo harás?
 

  • A través de los textos. 

El lenguaje debe tener un tono divulgativo, especialmente en la sección de tratamientos. Es fundamental que la persona que visita tu página entienda cada palabra.
Explica en qué consisten los procesos, pero ojo, ¡huye de los tecnicismos! Olvida las obturaciones y quédate con los empastes. 

Los copys o textos deben pasar por un proceso de revisión (recomendamos que los examinen al menos dos personas) para evitar errores ortográficos y de estilo. Un texto mal escrito transmite falta de profesionalidad… y adiós confianza. 

Además los textos deben ser 100 % originales. El copia y pega está completamente prohibido.
Plagiar textos de otras páginas te imposibilitará transmitir un mensaje personal, los valores de tu clínica, tu visión del trabajo… y por supuesto, es una de las prácticas más penalizadas por Google. Y no queremos enfadar a Google. 
Seguro que tienes muchísimo que contar, recuerda transmitir que estás ahí por y para el paciente. 
 

  • A través de las imágenes.

El paciente que entre por tu clínica por primera vez debe tener una cierta sensación de déjà vu. Incluye fotos y vídeos del equipo y de los diferentes espacios (gabinetes, sala de espera…) para, en primer lugar, llamar su atención y generar confianza y en segundo lugar hacer que se familiarice con el entorno y os vaya conociendo. 

Contratar los servicios de un fotógrafo profesional para hacer las sesiones es una inversión muy rentable. Por un lado, podréis aprovechar ese material para usarlo en cualquier otra comunicación (redes sociales, campañas publicitarias online y offline…) y por el otro, estaréis transmitiendo vuestra imagen de marca y logrando una diferenciación frente a las clínicas que emplean imágenes genéricas.
 

  • A  través del diseño.

No improvises, solo debes guiarte por vuestro manual de identidad corporativa, donde se definen los colores, elementos gráficos o tipografías de la clínica. 
Si no disponéis de un manual, intenta seguir una gama cromática, inspírate en los colores del logo de la clínica o de vuestro uniforme y evita utilizar más de tres colores diferentes.
Todo esto ayudará a consolidar la imagen de marca y cuando el paciente llegue a la clínica le resultará familiar.  

Por supuesto, el diseño debe ser limpio para no saturar de información al visitante y facilitar su navegación, recuerda que menos es más. 
 

  • A través de la experiencia de usuario.

Recuerda que al inicio te pedíamos que te transformases en el paciente. Si tienes esto presente será más fácil crear una experiencia de usuario excepcional.

Debes plantearte por qué ha llegado a tu web, qué puede necesitar y qué puedes ofrecerle. Y sobre todo, tienes que ponérselo fácil. En Internet nadie es paciente y si el usuario no encuentra lo que busca o tiene cualquier problema durante la navegación abandonará la página. 

Muy pocas personas buscarán tu web desde el ordenador, por tanto el diseño tiene que ser responsive (adaptable a cualquier dispositivo). Desde hace tiempo diseñamos con el método mobile first, con páginas concebidas para su uso en móviles o tablets. 

El tiempo de carga es otro de los factores que determinarán el éxito de tu web. Una web lenta hará que el usuario la abandone al instante y, además, Google nos penalizará en cuanto a posicionamiento. 
 

¿Qué secciones tiene que incluir una web dental?

Siempre es positivo buscar la diferenciación y adaptar el sitio web a la filosofía de la clínica, pero hay una serie de páginas que sí o sí deben figurar en el menú:
 

  • Inicio

En ella mostrarás tu propuesta de valor a través de diferentes elementos.

Intenta que predomine lo visual. Incluye fotos del equipo, imágenes de las instalaciones… proyéctalo como una visita virtual a la clínica. El texto no tiene que ser extenso en este apartado, pero nunca olvides incluir un título al inicio que incluya alguna palabra clave que ayude a posicionaros. 

También deberán localizarse de forma rápida las ventajas que ofreces: ¿Tenéis aparcamiento? ¿Financiáis los tratamientos? ¿Hay algo que os diferencie de los demás?

Otro elemento útil en las webs dentales son los call to action, elementos visuales que invitan al futuro paciente a realizar una acción en la página, como reservar una cita, llamar por teléfono o pedir más información. 
 

  • Quiénes somos

Puedes llamarle About, Sobre nosotros, Acerca de, Nuestra clínica… pero no puedes omitir esta página. Es un espacio perfecto para mostrarte a tu paciente de forma cercana, tirando de storytelling y enseñando que detrás de la clínica se encuentra un equipo de personas con vocación que buscan lo mejor para sus pacientes. 

Si no sabes cómo empezar, piensa en cómo le explicarías tu proyecto a un amigo. Cómo fueron los inicios o cuál es tu misión y visión, pero ante todo ponle pasión. 
 

  • Equipo

No podemos olvidar el sector en el que trabajamos, así que recalcamos una vez más la importancia de saber transmitir seguridad y garantía a una persona que todavía no nos conoce y que va a confiarnos algo tan esencial como su salud. 

Esta es una gran ventaja de las clínicas tradicionales frente a franquicias o aseguradoras. Los doctores pueden presumir de equipo consolidado y presentarlo al mundo.

En esta presentación basta con mostrar una foto de cada profesional, cuál es su responsabilidad en la clínica y, si es posible, un breve resumen de su trayectoria profesional o currículum. 
 

  • Tratamientos

Súper importante: Cada tratamiento debe tener su propia página en el sitio web por tres motivos: usabilidad, posicionamiento y practicidad. 

La persona que llega hasta tu web ya está interesada en un tratamiento concreto, no le obligues a hacer un recorrido por todos los servicios de la clínica, porque lo más probable es que desista y lo busque en otra página que se lo ponga más fácil.
Lo más sencillo es incluir en el menú principal una pestaña de tratamientos y que el usuario solo necesite un clic para llegar al que le interesa.

Además cada página incorporará su título (H1) y todo el contenido estructurado en torno a un mismo tema, algo que le gusta a los buscadores y ayudará a que te posiciones mejor. 

Y puestos a ser prácticos y eficientes, puedes utilizar la página de cada tratamiento como página de destino si decides realizar una campaña publicitaria. 
 

  • Contacto

No servirá de nada diseñar una web espectacular si el futuro paciente no es capaz de contactar de forma sencilla contigo.

La página de contacto incluirá necesariamente el email y teléfono principal de la clínica.

Cualquier información que ayude a localizaros es obligatoria, así que reserva un espacio para incluir los horarios de apertura y un mapa para que os ubiquen sin problema. 

Muchas personas prefieren contactar a través de la página, por lo que un formulario de contacto siempre es útil. Si os comunicáis vía WhastApp con los pacientes, incluid un botón que abra directamente una conversación con ese número. Más cómodo imposible. 

Y no os olvidéis de los enlaces a vuestras redes sociales, un modo de contactar cada vez más habitual. 
 

  • Blog 


Sabemos que es una tarea a la que hay que dedicar mucho tiempo, pero un blog con contenidos orientados al SEO y una buena selección de palabras clave hará que tu web obtenga un buen posicionamiento orgánico, además de ser una excelente herramienta de imagen de marca.  

Puedes publicar contenidos de valor, escribir sobre casos de éxito o explicar algún tratamiento en concreto, eso sí, intenta actualizarlo de forma periódica y regular. 
 

Otros elementos que debes incluir en la web de tu clínica

  • Testimonios reales de pacientes

Mediante vídeos, textos, reseñas de Google… pero inclúyelos. Es uno de los elementos que más confianza logra generar, si no el que más. 
 

  • Aviso legal

Actualmente es obligatorio incluir un texto visible en la web que recoja nuestros datos y si almacenamos cualquier tipo de información de carácter personal (a través de formularios, por ejemplo) debemos hacer mención a la política de privacidad y a las cookies
 

  • Certificado SSL

Aunque no sea obligatorio si no estás incorporando ningún sistema de pago electrónico en la web, volvemos al tema de la seguridad y la confianza. Las URLs de las páginas consideradas seguras comienzan por https, en lugar de http e incluyen un estándar de tecnología que protege la información confidencial, por lo que el usuario percibirá tu web como un sitio confiable. 


Por último, os dejamos un bonus para que tengáis presentes los diez errores más comunes en las webs de las clínicas dentales y os sea más sencillo evitarlos. 


El sitio web es la base de toda la estrategia online de tu clínica, por lo que es importante que todo esté optimizado y listo para ayudarte a lograr todos tus objetivos. 

Si no tienes claro por donde empezar, puedes contar con DND y nuestro equipo de desarrolladores y diseñadores para empezar a presumir de web.