Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Clicando en ‘Acepta todas’ aceptas el almacenamiento de cookies en tu dispositivo para mejorar la navegación en el sitio web, analizar el tráfico y ayudar en nuestras actividades de marketing. También puedes seleccionar ‘Sólo cookies de sistema’ para aceptar sólo las cookies necesarias para que la web funcione, o puedes seleccionar las cookies que quieres activar clicando en ‘Configuración’

Acepta todas Sólo cookies de sistema Configuración
Date: 2021-08-31  
Aprende a gestionar tareas en la Clínica Dental
 

Aprende a gestionar tareas en la clínica con la Matriz de Eisenhower

Puede que la frase que más se repite cuando un doctor acude a nosotros es "no tengo tiempo".

El tiempo, o más bien su ausencia, supone un auténtico quebradero de cabeza y una fuente de estrés para la mayoría de odontólogos.

Nos ha tocado vivir en un contexto en el que todo es para ayer, en el que las prisas son lo habitual y el que asumimos como normal vernos atrapados en un bucle de tareas por finalizar.

Y una deficiente gestión de las tareas puede verse traducida en dificultades en el día a día, con el equipo, en una atención al paciente mejorable o en el conflicto que supone tener que decidir entre cantidad y calidad. 

Para no pasar los días en la clínica apagando fuegos y poder disfrutar de verdad de tu profesión y de más tiempo libre, es vital que te pares y enfrentes la gestión de una forma proactiva.  

Porque cada vez se habla más de la gestión del tiempo, pero recuerda que este es el mismo para todos, lo importante es saber gestionar las tareas de forma eficaz.

El primer paso consiste en identificar estas tareas, así como su grado de urgencia e importancia para que resulte más sencillo determinar por cuáles debemos empezar, cuáles son menos prioritarias o cuáles podríamos delegar en otra persona.

Y para facilitar un poco más esta misión, hoy te compartimos un valioso recurso: la matriz de Eisenhower o matriz urgente/importante. ¿Te suena?
 

¿Qué es la matriz Eisenhower?

Eisenhower, el que fue presidente de los Estados Unidos, fue también un gran gestor y dejó para la posteridad la célebre frase "Tengo dos clases de problemas, los urgentes y los importantes: Los urgentes no son importantes, y los importantes nunca son urgentes".

Inspirándose en él, Stephen Convey, autor del best seller Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, propone esta herramienta de gestión del tiempo, diseñada para ayudar a definir el orden de ejecución de las diferentes tareas. 
 

¿Cómo funciona la matriz de Eisenhower?

Lo primero que debes hacer es trazar una tabla con cuatro cuadrantes o casillas. 

A continuación, toma tu lista de tareas y distribúyelas según su urgencia e importancia en cada uno de los recuadros. Para ayudarte, sigue estas indicaciones:

  • Primera casilla
    Son las tareas que tienen una mayor prioridad. Si algo es importante y a la vez urgente, debes hacerlo ya.
    Además, se trata de labores de las que tienes que encargarte personalmente, sin delegarlas a ninguna otra persona. 
     
  • Segunda casilla
    Sitúa aquí las tareas importantes o relevantes para la clínica, pero que no son urgentes o que necesitan más tiempo para ejecutarse. 
    Si sabes que la tarea debe cumplirse, pero no a corto plazo, debes establecer una fecha de ejecución para que no se acabe convirtiendo en una urgencia. 
     
  • Tercera casilla
    La tarea debe hacerse y cuanto antes, pero no es algo demasiado importante o comprometido e incluso puede que no sea imprescindible que la hagas tú. Es el momento de delegarla en alguien del equipo.  
    Seguro que se te ocurren infinidad de tareas rutinarias que consumen tu tiempo y que podría hacerlas alguien más. 
     
  • Cuarta casilla
    Si la tarea no es importante ni urgente, simplemente déjala para más adelante o incluso analiza si puede tacharse de tu lista.
    Las pequeñas distracciones nos roban mucho más tiempo del que creemos a lo largo de la jornada. 

    Matriz Eisenhower

¿Qué te ha parecido?

Te recomendamos que hagas la prueba junto con tu equipo. Sin duda, se trata de una forma sencilla y rápida de enfrentaros a las tareas y, además, no necesitaréis disponer de grandes medios, podéis comenzar incluso con papel y bolígrafo. 

Pero si necesitas que te enviemos la plantilla para que te sea más sencillo ponerte manos a la obra con la gestión de tareas, solo tienes que solicitárnosla enviando un email, un WhatsApp… ya sabes que estamos siempre disponibles.

La Matriz de Eisenhower es un recurso de tantos que pueden ser utilizados por las clínicas para ayudar a mejorar su gestión. Pero si lo que buscas es optimizar cada área y gestionarla de forma más profesional y eficiente, recuerda que DNDNext, el curso de Experto en Gestión Dental, sigue siendo la opción más acertada.

En octubre arranca la octava edición, no te lo puedes perder.